ENCUENTRA TU EXPERIENCIA
Natación preparto: ¿Es bueno nadar durante el embarazo?
2374
post-template-default,single,single-post,postid-2374,single-format-standard,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,side_area_uncovered_from_content,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,columns-4,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-16.8,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_responsive
 

Natación preparto: ¿Es bueno nadar durante el embarazo?

Natación preparto: ¿Es bueno nadar durante el embarazo?

¿Es seguro nadar durante el embarazo?

Sí. Es completamente seguro nadar durante su embarazo. Es recomendable tener un objetivo de ejercicio diario para asegurarse de tener un embarazo saludable. Si no ha hecho natación anteriormente entonces se aconseja que consulte con su médico, fisioterapeuta o partera.  En los Nogales te ofrecemos una consulta médica o de fisioterapia gratuita.

La natación ayuda a mantenerte activa que, a su vez, hace que sea más fácil que te ajustes al embarazo. Incluso puede ayudarte en hacer que te sientas cómoda con los cambios que tu cuerpo va a estar enfrentando.

¿Debo preocuparme por los productos químicos utilizados en piscinas?

Es una preocupación habitual inquietarse con los efectos de la exposición a productos químicos como el cloro que se usan en las piscinas. Los productos químicos como el cloro puede tener efectos nocivos si están presentes en abundancia,  sin embargo, en piscinas controladas con precaución esto no debe ser una preocupación.

Siempre que los niveles químicos se mantengan en observación (que es el caso de las piscinas de Los Nogales Spa), no hay razón para preocuparse por dañar a su bebé. Los estudios han demostrado que los productos químicos presentes en las piscinas no tienen efectos nocivos para la madre o el bebé.

Beneficios de la natación de preparto

1. Beneficios cardiovasculares

Cualquier forma de ejercicio aeróbico mientras se está embarazada ayuda a la tendencia del cuerpo a desarrollar y hacer uso de oxígeno, que es esencial, tanto para la madre como para el bebé. La natación de preparto es una excelente forma de ejercicio, ya que utiliza los grandes grupos musculares (brazos y las piernas). Aunque la actividad resulta ser de naturaleza de bajo impacto, la natación ofrece grandes ventajas cardiovasculares y permite a las mujeres embarazadas sentirse menos pesadas.

2. Circulación de la sangre y bienestar general

La natación de preparto también ayuda en la circulación sanguínea, aumenta la fuerza de los músculos y ayuda a desarrollar la tolerancia. La natación ayudas en la lucha contra el dolor de espalda que a menudo se asocia con la creciente barriga. El estado de estar embarazada empuja la columna vertebral y los hombros hacia adelante y la pelvis se mueva fuera de su posición alineada.  La natación poco a poco da fuerza a los músculos y hace que el cuerpo sea menos propenso a cambiar.

3. Quemar Calorías y el suministro de energía

Si nada, se queman calorías y se sentirá menos letárgica. También será capaz de obtener un mejor sueño y tendrá una tendencia a hacer frente a los desafíos físicos y emocionales acompañados con el embarazo.

4. Otros Beneficios

El agua de la piscina también evita que su cuerpo se sobrecaliente y da apoyo a los ligamentos y las articulaciones, mientras que el ejercicio; lo que ayuda a prevenir  lesiones.

La natación da un impulso positivo al funcionamiento del corazón y de los pulmones y por tanto ayuda a reducir la hinchazón y la retención de líquidos. La natación también ayuda al cuerpo a hacer frente a los dolores asociados con el embarazo.

Consejos de seguridad para Natación durante el embarazo

1. Consejos Generales

Si no ha nadado antes, consulte a su matrona o médico. Comience con estiramientos lentos mientras se calienta gradualmente. Asegúrese de no sobre esforzarse.

2. Consejos para el Primer Trimestre

Siempre que tenga la energía para hacerlo, nade por un mínimo de 30 minutos diarios. Si empieza su día con una sesión de natación, puede ayudarle en la lucha contra las nauseas y le ayudará a mantenerse enérgica durante todo el día.

3. Consejos para el Segundo Trimestre

El embarazo no exige eliminar las sesiones de natación a medida que crece.  En realidad se demuestra que beneficia a las mujeres embarazadas. La flotabilidad del agua reduce los efectos de la gravedad en el cuerpo lo que le permite acostarse boca arriba y llevar a cabo ejercicios de espalda sin ningún riesgo de deterioro del flujo sanguíneo.

4. Consejos para Tercer Trimestre

El tercer trimestre pone énfasis en el estilo braza. Ayuda a estirar los músculos del pecho y acorta los músculos de la espalda.

Después de las 16 semanas, nadar de espaldas podría causar una sensación de incomodidad ya que la presión se ejerce sobre la vena cava debido al peso del útero. Si experimenta este  malestar, deje este estilo de inmediato.

Por qué la natación es el mejor ejercicio para las mujeres embarazadas

Aunque muchas formas de ejercicio son comúnmente consideradas como demasiado agresivas y por tanto no recomendables durante el embarazo, nadar presenta un perfil muy singular en comparación con la mayoría de otros ejercicios. A menudo considerado como un deporte de muy bajo impacto, la natación de preparto ofrece a las futuras madres un medio seguro de hacer ejercicio ya que el agua soporta parcialmente el peso, disminuyendo la carga sobre la columna vertebral y las piernas.

En cuanto a la natación de preparto se refiere, no hay grandes adaptaciones a hacer para dar cabida a la creciente barriga o a la mayor seguridad. Las nadadoras pueden mantener su nivel de actividad normal mientras se acostumbran a su nuevo cuerpo. Las precauciones a tomar en la natación de preparto no son diferentes a otros ejercicios en general:  mantenerse bien hidratada y permanecer dentro de una frecuencia cardíaca de 120 a 140 (para evitar el esfuerzo excesivo) son las principales recomendaciones. No hay un estilo más seguro que otro, pero el buceo ha de ser descartado durante el embarazo. A menudo se oye que se debe evitar nadar en piscinas tratadas con cloro durante el embarazo. Sin embargo, según los médicos, no hay nada malo que una mujer embarazada a nade en una piscina tratada de cloro, el cloro no es un mal desinfectante.

En última instancia la natación durante el embarazo aumenta la capacidad aeróbica materna y proporciona a las madres una sensación de bienestar, así como un alivio de las náuseas matutinas.

{{widget type=”cms/widget_page_link” template=”cms/widget/link/link_block.phtml” page_id=”27″}}